¿Conoces las Consecuencias que Provoca Aguantar la Orina?

Cajeros, maestros, conductores de transporte público ….. para ciertos trabajos,  ir al baño no es algo que se pueda hacer en cualquier momento. ¡Y sin mencionar a las madres que hacen tantas cosas a la vez!

En la actualidad prestamos mucha atención en  beber líquidos para mantenernos bien hidratados y purificar el cuerpo, pero la necesidad de orinar aumenta y es bueno que esto suceda, pero cuando debemos  ir al baño no vamos y aguantamos la orina  puede causar problemas para nuestra salud.

Incluso en ocasiones, hay quienes retienen la necesidad de orinar por hábito, sin saber que resulta tan peligroso.

Anuncio

 

¿Cuántas veces al día orinas? ¿Usualmente retiene su orina alguna vez? Si la respuesta es sí, ¿con qué frecuencia? ¿Cual es la razón?

Si respondió menos de seis veces a la primera pregunta y tuvo una respuesta afirmativa a las siguientes, es importante que sepa que corre el riesgo de generar problemas para su salud.

Cada vez que evitamos que nuestro cuerpo libere la vejiga, nos exponemos a problemas que van desde una infección urinaria simple, y ya sabemos lo doloroso que es, a otras enfermedades más peligrosas y más difíciles de tratar.

Riesgos que corremos cada vez que retenemos la necesidad de orinar

1) Infección urinaria:

La orina está cargada de bacterias y toxinas de las que el cuerpo se deshace de forma natural. Si dejamos la orina depositada en nuestro cuerpo durante mucho tiempo, corremos el riesgo de convertir la vejiga en un verdadero caldo de cultivo para los gérmenes.

Los niveles de acidez en la orina aumentarán rápidamente, irritando las paredes de la vejiga y los conductos urinarios.

Normalmente, debemos ir al baño entre 6 y 8 veces al día para evacuar el agua y las sustancias orgánicas que cada cuerpo debe eliminar.

Obviamente, para lograr estas cantidades, es importante consumir la cantidad de agua necesaria y tener en cuenta variables como el peso, la edad, el sexo y la intensidad de la actividad física que realiza cada persona.

Para evitar infecciones del tracto urinario, considere orinar cada tres o cuatro horas. Para esto, puede ayudar al consumir alimentos diuréticos naturales como té, cítricos, piña, manzana, pera y sandía.

 

2) Deformación de la vejiga:

Por la fuerza de contener cantidades importantes de orina, su vejiga corre el riesgo de relajarse a largo plazo y de volverse más grande. ¡Esto es muy malo porque degrada las funciones del órgano!

Normalmente, este órgano tiene el tamaño necesario para contener suficiente orina durante el tiempo que necesitamos para ir al baño.

Si se agranda, no sentirá tanta necesidad de orinar y, como resultado, la orina permanecerá por más tiempo dentro de la vejiga volviéndose dañina antes de que surja el reflejo de la eliminación del líquido.

En general, una vejiga de tamaño normal no debe contener más de 440 ml de orina. Algunas personas, incluso cuando beben casi 2 litros de líquido por día, no van al baño más de dos veces al día. Esta cantidad de agua es demasiado importante para la vejiga que, para soportar la carga, debe agrandarse.

Es un círculo vicioso que está instalado. La vejiga se extiende gradualmente, la cantidad de orina almacenada aumenta, las paredes de este órgano se irritan más fácilmente …

Si es necesario, programe una alarma para recordarle que orine.

3) Cistitis y pielonefritis:

Lo que al principio fue una infección urinaria leve se convierte en algo más peligroso y más serio. Después de haber alcanzado el conducto urinario y las paredes de la vejiga, la infección y la irritación ahora llegan a los riñones y ahí es donde se complica.

La cistitis generalmente afecta a las mujeres porque ellas son las que con mayor frecuencia retienen la necesidad de orinar. La disposición de los genitales también explica esta estadística.

Esta enfermedad se acompaña de dolor agudo en la pelvis y la parte inferior del abdomen al orinar. Si bien la cistitis no se cura, la bacteria se disemina y ataca a los riñones. En este momento, es la función renal la que se ve afectada y todo el organismo está desequilibrado.

Para cuidar su cuerpo, tenga en cuenta que debe orinar con un ritmo regular y controlar sistemáticamente el color de la orina para asegurarse de que no haya problemas.

 

 

 

Orina nerviosa

A diferencia de ciertas especies de animales, los hombres no pueden recuperar su orina. Los osos negros, por ejemplo, no orinan durante su hibernación, pero pueden reciclar el agua de sus vejigas. Para los humanos, es diferente. Una vez que el fluido está en la vejiga, permanece allí. La vejiga solo sirve como un reservorio.

Pero también hay una “orina nerviosa”, explica el Dr. Schalken. Esta es una sensación de querer orinar que desaparece después de unos momentos. La idea de orinar se puede encontrar en la cabeza de un atleta, por ejemplo, que, antes de comenzar una carrera, puede sentir la necesidad, pero que después de comenzada, la sensación desaparece.

¿Cuántas veces te ha sucedido? Aunque no realiza los trabajos que mencionamos al principio, sabemos que las mujeres están posponiendo prácticamente todo y la necesidad de orinar no es la excepción.

Tengamos cuidado de respetar las necesidades del cuerpo y escucharlo. ¡No lo dejes para más tarde!

Comparta con todas las mujeres que deberían conocer esta información.

Related

JOIN THE DISCUSSION