Nutrición

Receta mermelada zanahoria y jengibre

Mira el siguiente vídeo con toda la información!

 

 

 

Deliciosa Mermelada de Zanahoria y Jengibre

Introducción

En esta ocasión, te presentamos una sorprendente receta de mermelada que combina el dulzor de las zanahorias con el toque picante y aromático del jengibre. Esta mermelada de zanahoria y jengibre es una opción única y saludable para disfrutar en el desayuno o en cualquier momento del día. ¡Atrévete a probarla!

Ingredientes

  • 500 g de zanahorias frescas
  • 1 raíz de jengibre de aproximadamente 5 cm
  • 1 limón
  • 500 g de azúcar
  • 250 ml de agua

Procedimiento

Paso 1: Preparar las zanahorias

Lava bien las zanahorias bajo agua fría para eliminar cualquier suciedad. Pela las zanahorias y rállalas finamente. Cuanto más finas sean las zanahorias, más rápida será la cocción y más suave será la textura de la mermelada.

Paso 2: Preparar el jengibre

Pela la raíz de jengibre y rállala también finamente. El jengibre le dará a la mermelada un toque de sabor picante y fresco que realzará el sabor de las zanahorias.

Paso 3: Cocinar las zanahorias y el jengibre

En una olla grande, agrega las zanahorias ralladas, el jengibre rallado y el agua. Lleva la mezcla a ebullición a fuego medio-alto y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina las zanahorias y el jengibre durante unos 15 minutos o hasta que estén tiernos.

Paso 4: Agregar el azúcar y el limón

Exprime el jugo del limón y agrégalo a la olla con las zanahorias y el jengibre cocidos. Luego, agrega el azúcar y mezcla bien para que se integren todos los sabores. Continúa cocinando la mezcla a fuego lento durante aproximadamente 20-25 minutos más, o hasta que la mermelada adquiera una textura espesa y brillante.

Paso 5: Envasar la mermelada

Apaga el fuego y deja enfriar la mermelada durante unos minutos. Luego, vierte la mermelada de zanahoria y jengibre en frascos esterilizados y séllalos herméticamente. Deja que los frascos se enfríen a temperatura ambiente antes de guardarlos en el refrigerador.

Conclusión

¡Felicidades! Ahora tienes una deliciosa mermelada de zanahoria y jengibre lista para disfrutar. Esta mermelada es perfecta para untar sobre pan, galletas o como acompañamiento para platos de carne o queso. Además, al ser casera, no contiene conservantes ni aditivos innecesarios. Disfruta de esta exquisita y saludable combinación de sabores en cualquier momento del día.

 

Deja un Comentario

error: Content is protected !!