Remedios Caseros

Adiós varices con un simple remedio casero

Las venas que se hacen visibles bajo la piel de color azul-verde se denominan venas varicosas. A menudo aparecen con el embarazo , la predisposición genética , la obesidad, el exceso de esfuerzo y la edad.

En el primer caso pueden ser tratadas con medias de compresión de diferente intensidad , pero a medida que pasa el tiempo y se vuelven más perceptibles y visibles , pueden inflamarse generando dolor y sensación de pesadez especialmente al caminar.

Como circunstancia agravante , las venas varicosas a veces están rodeadas de «arañas» que , al dilatarse , complican la situación. Para aliviar esta condición y activar el flujo de sangre que es donde se encuentra el problema , el mejor remedio natural que podemos utilizar es el ajo.

Este vegetal tiene innumerables propiedades y beneficios para la salud y está dentro de ese grupo llamado «súper alimentos». Entre sus muchos beneficios contamos con la capacidad de eliminar toxinas y residuos del cuerpo.

Consumir de forma regular ajo , asegura una limpieza del cuerpo y cambios específicos que notará con el tiempo.
Pero , al mismo tiempo , el ajo se puede consumir con otros alimentos y convertirse en un remedio casero que en este caso puede ayudarle con el problema de las venas varicosas.

 

Remedio natural para venas varicosas

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • ½ taza de jugo de naranja.
  • Varios dientes de ajo finamente picado.

Preparación:

  • Mezclar todos estos ingredientes en un frasco con tapa hermética y dejar macerar durante 15 horas antes de usarlo.
  • Aplicar  en el área con venas varicosas con un masaje en un círculo hasta que la mezcla se absorba por completo.
  • Con una toalla o un vendaje , cubra el área durante unos 20 minutos.
  • Notará un alivio significativo , repetir tantas veces como lo desee.

A continuación le ofrecemos un vídeo en el que puede ver más detalladamente este procedimiento.


Deja un Comentario

error: Content is protected !!