¿ Sabías Qué ?

Señales de aviso del cáncer de hígado

Cuando se habla de cáncer de hígado , a menudo se refiere a cáncer que se ha diseminado al hígado , después de que se ha originado en otros órganos (como el colon , el estómago , el páncreas , el pecho o el pulmón).

Este tipo de cáncer  se llama enfermedad hepática metastásica. Durante las primeras etapas puede ser no sintomático o difícil de detectar.

 

Los primeros síntomas del cáncer de hígado pueden ser:

– Dolor abdominal o hinchazón.   Las células cancerosas pueden irritar e hinchar el hígado. Como resultado , los pacientes con cáncer de hígado pueden experimentar dolor abdominal leve o hinchazón en el abdomen.

Estas señales de advertencia y los primeros síntomas  pueden empeorar a medida que avanza la enfermedad. Los pacientes que experimentan dolor abdominal constante deben buscar atención médica.

 

– Dolor de estómago. Los pacientes afectados pueden tener náuseas y vómitos severos. Estos síntomas pueden contribuir a la disminución del apetito , lo que puede conducir a la pérdida involuntaria de peso.

 

– Síntomas similares a la gripe. Los pacientes afectados pueden desarrollar fiebre , debilidad muscular , fatiga excesiva o disminución del apetito. La fiebre también puede contribuir a dolor de cabeza, escalofríos o sudoración.

 

En etapas posteriores del cáncer de hígado, pueden aparecer los siguientes síntomas:

– Ictericia. Amarillamiento de las membranas mucosas , la parte blanca de los ojos , las mucosas de la boca y la piel.  La ictericia indica obstrucciones del hígado que ocurren cuando el cáncer de hígado se encuentra en una etapa más avanzada. Los conductos biliares se obstruyen con células cancerosas y la bilis se filtra en la sangre y pasa a los tejidos , dando a la piel un color amarillento.

 

– Disminución de la capacidad pulmonar. Cuando se producen metástasis , las células cancerosas pueden entrar en la sangre o los vasos linfáticos y viajar a través del cuerpo. Es común que las células cancerosas penetren en el tejido pulmonar para formar tumores secundarios.

Este crecimiento del cáncer altera la estructura normal del pulmón , disminuyendo la capacidad pulmonar. Como resultado ,  puede sufrir de dificultad para respirar.

– Dolor de huesos. La propagación del cáncer de hígado a los huesos produce dolor , que puede ser agudo y punzante en respuesta a movimientos específicos.

 


Deja un Comentario

error: Content is protected !!