Hábitos Saludables

Comprobar el riesgo de parásitos y cáncer mirando el cuello

Puede saber si usted está en riesgo de parásitos y cáncer simplemente comprobando los ganglios linfáticos en su cuello. Hacer un autoexamen rápido es una forma rápida de detectar ganglios linfáticos hinchados y otros bultos que podrían causar preocupación.

Estas glándulas que se encuentran comúnmente en el cuello ,  axilas e ingle ,  son una parte importante del sistema inmunológico que ayuda a nuestro cuerpo a protegerse de las infecciones y  enfermedades , por lo que puede servir como señal de advertencia para muchas enfermedades.

De hecho , simplemente comprobando los ganglios linfáticos en su cuello , puede saber si usted puede estar en riesgo de parásitos y cáncer.

 

Causas comunes de ganglios inflamados

Algunas de las causas más comunes de hinchazón de los ganglios linfáticos situados en el cuello  son:

• Resfriado común ,  sarampión,  varicela , herpes y  VIH.
• Estreptococos , estafilococos , tuberculosis y otras enfermedades bacterianas , así como afecciones de transmisión sexual , como la sífilis.

• Toxoplasmosis y otras infestaciones parasitarias.
• Lupus y artritis reumatoide.
• Cáncer de pulmón , linfomas , leucemia y otros cánceres relacionados con el sistema linfático

 

Reconocer ganglios linfáticos inflamados para evitar riesgo de parásitos y cáncer

Usted debe comprobar regularmente su cuello , usando tres dedos y aplicando presión suave a lo largo de la parte posterior y base de su cuello.

Los hinchazones pueden aparecer en una variedad de tamaños , que van desde tan pequeño como un guisante hasta tan grande como una cereza.

Otros signos  que deben preocuparte son:

• Calor , inflamación y enrojecimiento en el sitio del ganglio linfático
• Grumos inusuales
• Dolor o sensibilidad al tocar el ganglio linfático
• Síntomas de infección , como dolor de garganta , llagas en la boca , fatiga , tos , secreción nasal , sudoración , escalofríos y fiebre.

 

Tratamiento de los ganglios inflamados

En algunos casos las glándulas pueden volver a su tamaño normal sin tratamiento , pero en otros casos se requiere un tratamiento eficaz.

El tratamiento exacto depende de la causa del síntoma. Por ejemplo , si se sospecha cáncer , su médico realizará una biopsia del ganglio linfático para ayudar a confirmar el diagnóstico. Si el problema es una infección viral o bacteriana , se le prescribirá la medicación.

Además , otros remedios holísticos o naturales se pueden aplicar para tratar eficazmente la condición en casos para evitar riesgo de parásitos:

Medicina homeopática
• Tratamientos herbales

• Suplementos nutricionales

 


Add Comment

Deja un Comentario

error: Content is protected !!